En una sentencia firme, el Tribunal Supremo anula la exigencia del ITP sobre las eólicas, reclamación de varias CCAA desde hace años con una exigencia de un porcentaje del entorno del 4% del presupuesto de los parques.

El Tribunal Supremo (TS) da un respiro fiscal al sector de las energías renovables, concretamente al de la energía eólica. En una sentencia firme, ha anulado la exigencia del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP) sobre la actividad de generación de energía eléctrica desarrollada por los parques eólicos.Se trata de una reclamación de varias comunidades desde hace algunos años con una exigencia de un porcentaje del entorno del 4% del presupuesto de los parques, lo que en la práctica lastra o impide la actividad.

Más información en Expansión