Una sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) obliga a la Xunta a ir hacia atrás en el tiempo, a diciembre del 2010, para repuntuar todos los proyectos que se presentaron al concurso eólico en vigor. O sea, que vuelva a empezar. ¿Por qué? Porque la comisión de valoración que entonces puso nota a las ofertas incumplió uno de los 14 criterios definidos por la Consellería de Industria. En teoría, obtendrían más puntos aquellos planes industriales asociados a los parques que invirtiesen en sectores estratégicos. Pero ¿cuáles eran esos sectores estratégicos?

La consellería no los concretó y la comisión decidió aplicar tabla rasa y puntuar igual a todos en ese capítulo. Y el alto tribunal gallego concluye que hay que rehacer todo el proceso para ajustarlo a derecho. Es el primer varapalo al concurso en vigor, contra el que se presentaron, según la Xunta, 21 recursos, 17 de los cuales fueron desestimados y tres están pendientes de resolución...

Más Infromación en La Voz de Galicia