Gracias al viento y a la lluvia en la primera quincena de este mes, el precio de la energía se ha abaratado con respecto a enero. Así, la mayor contribución de las energías renovables (eólica e hidráulica, fundamentalmente) ha tirado a la baja del megavatio hora que se compra y vende cada día en el mercado mayorista de electricidad o pool. Esto condiciona más o menos el 40% de la factura de la luz, por eso la evolución del mercado es seguida ahora con lupa.

Ver más en La Voz de Galicia